Sitio en español English Site
Eguia & Asociados l Marcas y Patentes
Eguia & Asociados l Marcas y Patentes

SERVICIOS / PROPIEDAD INTELECTUAL

¿Qué es la Propiedad Intelectual?

La Propiedad Intelectual, conocida también como Derecho de Autor o Copyright, regula los derechos subjetivos del autor sobre las creaciones resultantes de su actividad individual. Este derecho reconoce facultades exclusivas del creador oponibles "erga omnes".

Estas facultades pueden ser de carácter personal, concernientes a la tutela de la paternidad del autor en relación a la obra, que conforman el derecho moral, o también de carácter patrimonial, concernientes a la explotación de la obra, que posibilitan al autor la obtención de un beneficio económico y constituyen el llamado derecho patrimonial. El derecho moral es irrenunciable, y acompaña al autor durante toda su vida, en tanto que el patrimonial puede cederse y renunciarse al momento de la creación a favor de terceros interesados.

La ley protege la creación intelectual, expresada en obras que presenten originalidad o individualidad y que sean aptas para ser difundidas y reproducidas.

Este derecho abarca la forma que les da el autor a las ideas, pero no las ideas contenidas en la obra. Las ideas no son obras y por ende, su uso es libre, por eso es posible utilizar las ideas de obras ajenas. En la Ley Nacional 11.723 se encuentran comprendidas -y por ende protegidas-, por ejemplo, las obras científicas, literarias y artísticas, incluyendo los escritos de toda naturaleza y extensión, las obras dramáticas, composiciones musicales, dramático musicales, las cinematográficas, coreográficas y pantomímicas, las obras de dibujo, pintura, escultura, arquitectura, modelos y obras de arte o ciencia aplicadas al comercio o a la industria, los impresos, planos y mapas, los plásticos, fotografías, grabados y discos fonográficos. Es decir, toda producción científica literaria, artística o didáctica, sea cual fuere el procedimiento de reproducción.

Recientemente se incluyeron en este artículo y como producto de la última reforma las obras de software. Este derecho exclusivo concede a su titular a la facultad de impedir que terceros se apropien indebidamente de su actividad intelectual, pudiendo ejercerse en estos casos las acciones de plagio que pudieran corresponder. Son titulares de este derecho la persona física que crea la obra, en cabeza de la cual nace el derecho de autor, y además las personas físicas o jurídicas que han recibido la titularidad de los derechos del autor, ya sea por actos entre vivos o "mortis causa".